SOLO TEMO AL OLVIDO

sdr

Recién caídos los cuarenta y cinco, como siempre en mi cumpleaños, lanzo un vistazo atrás. Es a partir de este día cuando, como hacen millones de personas en fin de año, hago memoria y analizo lo vivido y lo que quiero vivir.

Revuelvo entre los recuerdos de mi mente y recupero grandes momentos experimentados, disfrutados; solo o en compañía.

Me miro al espejo y soy quien siempre quise ser. Pasan los años, pero perduran las energías que me llevan en volandas a seguir en la búsqueda de lo que me inquieta; a mantener el pulso al cuerpo y seguir disfrutando de la escalada y la montaña; a dejarme llevar en esos irrepetibles momentos de conexión entre la mente y las letras; algunos lo llaman inspiración; preciosa palabra que nos ha llegado desde el helenismo y la cultura hebrea y que significa “recibir el aliento”. Me encanta.

Únicamente temo al olvido. Que una vida basada en sentir de cerca, admirar la belleza a pie de valle, río o cañón; esas cientos de horas de amenas conversaciones, sin duda enriquecedoras; todas las cumbres alcanzadas, los sueños cumplidos…Que un día amanezca y una vida entera se desvanezca exiliada en millones de células cerebrales que decidan colgar la toalla y tomarse su merecido descanso.

Si algún día algo así ocurre, quiero que alguien me lea un cuento y me cuente mi vida.

2 comentarios sobre “SOLO TEMO AL OLVIDO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.