CERVANTES, BIEN MERECE UNA ENTRADA

dav

Visitando el bello paraje de las Lagunas de Ruidera, en La Mancha de nuestro variopinto país, cual encantado por la musa que ha de acompañar a todo escritor, mis pasos me llevaron hasta un lugar que ha de ser de peregrinación para todos los amantes de las letras.

Encontré, o mejor dicho, me encontró la villa olvidada, “ese lugar de la mancha” cuyo autor, de quizá  la mejor de las novelas escritas en varios siglos, nunca quiso recordar, y que sigue siendo hoy en día la representación del mejor castellano en todo el mundo.

Ese lugar de La Mancha, ha resultado ser Argamasilla de Alba. Una pequeña y pintoresca villa de la provincia de Ciudad Real, donde sus agradables vecinos presumen de conservar tal cual y desde el siglo XVII la cueva donde permaneció preso Don Miguel de Cervantes Saavedra.

Todos los indicios, documentos, e investigaciones llevadas a cabo por los biógrafos más cervantinos del planeta, han llegado a la conclusión de que en la Cueva de Medrano, comenzó Cervantes el mundialmente conocido libro El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha.

Aunque justificada su prisión por recibir pagos infructuosos o velados de índole tributaria, se sabe que el verdadero motivo de la pena no fue otro que un lío de faldas de nuestro Miguel con la hija de quien no correspondía. Bendita sea la buena moza que pudo enamorar a nuestro célebre y universalmente conocido Cervantes, que de este modo nació en la privilegiada imaginación del autor las aventuras del Hidalgo Don quijote; una de las mejores obras de la historia de la literatura.

dav

No adelantaré más información, invitando a todo buen lector y escritor a sentarse, como hizo quien subscribe, en el mismo lugar donde con pluma, tinta y el mejor de los ingenios, lo hiciera entonces Cervantes en su azorada prisión. Antes lo hicieron eminencias como Azorín, Rubén Darío…; y posteriormente otros grandes de las letras, como Vargas Llosa; en la idea de buscar esa inspiración divina que a Cervantes le llegó desde las roca blanca de la cueva, el tragaluz y los túneles que la completan, soñando con ser el menda, algún día, un visitante de los que permanezcan en tan sublime museo fotografiado por sus logros literarios.

No puedo despedir esta entrada sin agradecer a Charo, guía del museo y entusiasta cervantina su agradable conversación, conocimientos y pasión por su trabajo y el de Don Miguel de Cervantes.

dav

Cumpliré la promesa de regresar a “El Lugar de La Mancha” a completar la visita.

2 comentarios sobre “CERVANTES, BIEN MERECE UNA ENTRADA”

  1. Bueno Cristian como siempre sorprendiendo con tus conocimientos e inquietudes
    Muy guapo en La foto de la cueva pero la espada un poco amenazante no? Jajajaja
    Un abrazo

    1. He de reconocer que nada sabía del lugar, pues diferentes localidades españolas se disputan tal honor; aunque como comento en la entrada, todo apunta a que fue en Argamasilla por varias y justificadas razones.
      Un besote y gracias por estar siempre ahí.

Responder a Cristian Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.