FELICIDAD VIRTUAL

Escuchaba la radio antes del amanecer, camino del trabajo. Cuando conduzco me hace compañía y no siempre la música me entretiene.


Debatían de ética y moral ante los avances y la velocidad que la propia vida imprime a la humanidad, y, sobre todo, a las próximas generaciones, tan encapsuladas por un colapsado mundo digital del que casi nadie escapa.
Y cuando la ciencia anuncia que tras múltiples estudios el secreto de la capacidad creativa del ser humano es cuestión de la sinapsis, y que es posible, no solo igualar esas capacidades en el ámbito de la inteligencia artificial, sino superarlas, aparecen los miedos. Por ello, se contratan filósofos, pensadores, doctores en ética y bioética tratando de encontrar el límite, la línea roja que no se ha de sobrepasar.
Se trata de encontrar el punto justo para humanizar a las máquinas, cuando para mí, el verdadero problema será en breve, «desrobotizar» al ser humano.


Envueltos en un mundo virtual, la mente está cada vez más lejos del pensamiento propio, de la capacidad de razonar por uno mismo, pues cualquier dispositivo al alcance de la mano te facilita, ipso facto, la respuesta que necesites en ese instante. No levantamos la mirada sin comprobar que digitalmente estamos protegidos, y siendo así, el resto nos es indiferente. No tardando mucho; bueno, quizá ya sea tarde para elucubrar, al amparo de la necesidad creada y la velocidad de crucero a toda máquina, nos apearemos sin control, sin habernos enterado.


Un mundo que alguien imagina por nosotros y al que sucumbimos ciegos y satisfechos.

Mi conciencia tiene para mí más peso que la opinión de todo el mundo. (Cicerón 106 AC)

2 comentarios sobre “FELICIDAD VIRTUAL”

  1. Pues no vas desencaminado mi querido amigo. Ya somos todos o casi todos Robot del sistema y me da que esto no hay quien o pare, aunque de nosotros dependa el que no avance a pasos agigantados.
    Como siempre, muy válidas tus reflexiones.
    Un abrazo enorme y ¡Feliz Navidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.