DEMASIADA CASUALIDAD

uni 2

universo

Dar sentido a la verdad es justificar nuestros razonamientos, y sin ellos no somos nada; tan subjetivos son mis pensamientos como cuestionables. Hablo de percepción, del concepto, que de por sí es intangible. Así cada uno de nosotros damos forma a lo que por los sentidos nos llega. ¿Cómo valorar lo que es real o no? Y… ¿por qué lo ha de ser para los demás?

Sí, ya sé, cuando me da por filosofar…Pero es que me pierdo en pensamientos que no sé si de verdad importan. Si son mera química neuronal o fundamentos por encima de lo aprendido, lo conductual o emotivo.

Cuando veo luz en el sentido de la vida, siempre la ciencia tira por tierra cualquier atisbo de lo sobrenatural, sin embargo creo.

Creo que la casualidad no existe. Y quién soy yo para llevar la contraria al más emblemático de los científicos de nuestro tiempo, Stephen Hawking; el cual  manifiesta que somos producto prácticamente de la casualidad, de un compendio de sucesos que se han ido fraguando hasta completar el universo tal y como lo conocemos (bastante poco, por cierto).  Pero…

Creo que por encima del ego inherente al ser humano y, nuestro empeño por justificar nuestra existencia por encima de lo estrictamente tangible, (polvo al polvo), es al menos sospechoso la cantidad de sucesos y acontecimientos a lo largo de la historia de nuestro universo, galaxia, sistema solar, planeta y, sobre todo del ser humano, como para creer únicamente que todo es fruto de las mera casualidad. Y así…

Creo que hay algo más, y lo digo con la boca pequeña, como si una mano enorme encima de mí amenazara con soltarme un sopapo por salirme de lo pragmático e incurrir en lo espiritual. Pero si me alejo de la idea de que el amor todo lo puede, que la felicidad es alcanzable cuando nos sacudimos la caspa del poder o de la ambición desmedida, y no nos centramos en dar sin esperar nada a cambio o amar por encima de todas las cosas, es entonces cuando de verdad mi vida estaría vacía; tan banal como todo lo material, tan triste como la soledad del hombre más rico, tan rico, que solo tiene dinero.  Las utopías son posibles, por ello…

Creo en algo inmenso, en diferentes dimensiones, en un equilibrio universal del que formamos parte, de un todo tan descomunal y espectacular, que me cuesta creer que hablemos de casualidades.

A ese algo llamadlo dios y, aquí me mojo, en esto creo. En un equilibrio universal del que formamos parte y al que debemos, al menos, el beneficio de la duda.

 

WWW.VIENTOSCARDINALES.COM

2 comentarios sobre “DEMASIADA CASUALIDAD”

  1. Creer, creer lo que se dice creer, creo que no creo en nada. Un gran dramaturgo ingles dijo que de las pocas cosas seguras que hay, la mas segura es la duda.
    Parece ser que sí que el azar a nivel “pequeño” es la clave de todo.
    Si no fuera así, habría que creer en la predestinación de todo y eso si que es algo incongruente totalmente en mi vida.
    Saber más de física cuántica puede ayudar a entender algunas cosas, aunque siempre quedarán otras imposibles de entender.

    1. Tendremos que alargar nuestras conversaciones, y yo, comprometerme y acercarme más a la física y la astronomía es busca de respuestas, aunque dudo encontrar respuesta plausible.

      Gracias por opinar y aportar. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.