Archivo de la categoría: DESPERTAR CADA DÍA

HOY PASEABA

olk

Hoy paseaba.

Brillaba el sol. Yo me dejaba acariciar por el calor de la mañana, tan agradable como inaudito un cinco de diciembre en tierras segovianas. En mangas de camisa miré al cielo, tan azul…

Hoy paseaba.

Receptivo, recogía las señales que abarrotaban mis sentidos. Me detuve en la búsqueda del silencio para escuchar los susurros del viento. Palpé la madera de la valla que siempre ignoré; vencida en parte por el transcurrir de los años y teñido de oscuro satén su sedoso barniz natural, soporta implacable, año tras año, las inclemencias del tiempo.

Hoy paseaba.

Mi querida mascota caminaba primorosa, con descaro, segura y confiada a mi lado se sentó sobre unas rocas donde recibíamos el calor del sol de medio día. Algo lento de reflejos por la falta de sueño, mi imaginación se disparaba, mi alma me pedía escribir, mis piernas un largo camino, mis sueños dejarme llevar, gozar de la vida, disfrutarla sin más.

Hoy paseaba.

Por la Senda Verde del Alto Eresma, marrón desde otoño, descendí hasta el río. A su vera continué hasta la presa de Pontón Alto. La escasez de lluvias la mantiene inerte de sus funciones. Anoréxico, el pantano convertido en charca deja ver sus entresijos en un lamentable estado de ausencia.

Hoy paseaba.

Olí a primavera. Árboles y matorrales, indecisos, parecían preguntarme: ¿brotamos? A medio caer, sus hojas, unas verdes, otras ocres y cobrizas se debatían en un singular otoño que se divorcia de su clima natural, más cerca del verano que del inminente invierno por llegar.

Hoy paseaba.

Imaginé un mundo saludable en mi lento regresar. Creí en el hombre tantas veces como lo pude odiar. Me preocupé de un mundo deteriorado, herido de muerte. Pedí clemencia por él.

Será la esencia del ser humano, al menos la mía; pues confío en las buenas personas, en la lucha desarmada, en el cargo de conciencia, en el San Martín de muchos guarros, en la Divina Providencia del amor compartido en la fe de las personas.

Quizá si todos creemos, se pueda.

Hoy paseaba…19082007596

MIEDO, MUERTE Y DESTRUCCIÓN

Es cierto que cuando de cerca nos aflige y emociona una barbarie como los atentados de París, recapacitamos; nos acordamos de los caídos en España años atrás y el miedo coge fuerza apoderándose de todos nosotros.

Hoy, mientras entrenaba, sentí la necesidad de las personas por ser escuchadas a través de los medios de comunicación en las intervenciones al respecto en la emisora de radio que sintonizaba. La gente se debatía entre la triste impotencia que los aborda ante lo que ha sucedido en París y el desorden mundial que nos acecha y que, aunque ignoramos a diario en la búsqueda de nuestra felicidad, no podemos evitar por lo cercano y acelerado de los acontecimientos a escala mundial.

Difícil no posicionarse y mantener la cordura ante la adversidad y el horror. Se trata ya de defender una forma de vida, la occidental; donde la democracia, la tolerancia y la libertad abanderan los países de occidente en la idea de que solo así se garantizan los derechos y libertades entre los pueblos. En el resto del mundo imperan otras formas de vida. Muchos de esos pueblos han tratado de modificar (con resultados varios en su trágica cruzada) con masivas manifestaciones y actos de rebeldía sus gobiernos autoritarios en la búsqueda de la democracia que, por supuesto, no están dispuestos a tolerar los arcaicos y bien posicionados líderes de los feudos más radicales de esta compleja maraña de fundamentalistas. Cuando el pueblo se subleva y occidente se implica, el odio está garantizado. Si además se usa la fe de las personas para manipular sus conciencias a través de la religión, tan vinculante en la vida de los que procesas religiones como la musulmana, la tragedia está servida. Si estos asesinos consiguen su propósito y captan adeptos a su causa capaces de inmolarse ante la promesa de una vida de honor y felicidad absoluta después de la muerte, para el resto de la humanidad inconcebible, ¿qué se puede hacer? ¿Cómo sentarse a negociar? Difícil posición por otra parte la del resto de millones de musulmanes que, devotos, no admiten que en su nombre y en el de su Dios se cometan asesinatos, ni cualquier muestra de violencia o intolerancia con otras culturas o religiones. Actos como éste, el miedo a lo desconocido y la ignorancia complicarán seriamente el entendimiento y el respeto por las personas musulmanas que nada tienen que ver con posiciones radicales, violentas y convulsas, fomentando la “islamofobia” y los prejuicios étnicos y religiosos.

Los terroristas de la DAESH justifican lo injustificable sucedido en París por los muertos caídos en su territorio ante la intervención, entre otros, de Francia en los bombardeos contra su pueblo en Siria; ahora, el presidente Hollande responde con contundencia con más bombardeos sobre posiciones logísticas de estos grupos radicales islamistas y una severa modificación de su política, con cierre de fronteras, declarando a sus país en guerra y solicitando un inmediato cambio de la constitución con clara intención de restringir libertades y proteger al pueblo francés de nuevos asesinatos con las medidas que sean necesarias contra el terrorismo. Me temo que se dilatará la contienda en un horroroso _a ver quién puede más_ El odio solo conllevará más odio, violencia y muerte. No se nos olvide que hay otros seis países al menos en conflictos de estas características.

isla

Creo que tristemente seremos testigos de dolorosos estragos a nivel mundial formulados por el ser humano en su ya inevitable camino a la autodestrucción.

Desde las altas esferas de las grandes potencias mundiales, los intereses económicos, o políticos, que a fin de cuentas son lo mismo, deciden por el resto de la humanidad sobre nuestro destino. Me harto de escuchar en un clamor popular la repudia a la violencia en pos de la unión entre los pueblos, la comprensión, el amor… La verdad, la realidad del día a día nos desborda y se nos va de las manos. Morirán miles de personas sin saber ni ser responsables de lo que fuera de su alcance acontece. 129 en París, 191 en España el 11 de marzo de 2004, 2900 en Nueva York en septiembre de 2001 y miles de muertos en incontables atentados, bombardeos, estúpidas guerras y repugnantes conflictos religiosos en numerosos países del todo el mundo, muchos de ellos en oriente, muy lejos de nuestros oídos y donde nuestros ojos no parecen ver.

Eclipsados por la angustia y la consternación de ver cómo nos destrozamos unos a otros, se nos olvida que mientras el planeta se va al carajo, y que dentro de poco, al ritmo que vamos, no habrá tierra por la que pelearnos.19082007596

Si hubiera de morir mañana…

wsHe cumplido sueños, más de los que nunca pude haber imaginado. Me he emocionado, reído y llorado. He viajado a lugares espectaculares y compartido experiencias con decenas de almas; unas puras y otras, veneno en dulces viandas.

He devorado una vida; embriagado mi ser con cientos de besos y abrazos sinceros. He sido amado y me he enamorado; he sido bueno y he sido malo; he bailado solo y acompañado.

He probado el secreto en manzanas prohibidas y apurado mi suerte en algún descalabro; me he caído y me he levantado. He arriesgado, perdido y ganado.

He leído y escrito; he publicado y de veras que lo he disfrutado.

He escalado en la roca, ascendido montañas y he sido gárgola libre en el abismo asomado.

He aprendido a vivir el momento; a querer sin tapujos; a priorizar con criterio; a valorar lo que tengo, a ser más humilde y decir lo que siento.

He gritado a los vientos y abrazado algún árbol. He elucubrado y filosofado. He sido amigo y me han traicionado. Lo he dado todo y se lo han llevado; pero los verdaderos, siguen al lado.

Me dejo mil cosas que he presenciado: atardeceres de ensueño, el vuelo del cóndor, ciudades perdidas, el alto Himalaya, cañones gigantes, enormes glaciares… He cruzado el charco, visitado castillos en países lejanos y nunca jamás me he sentido extraño.

Por ello, si la muerte me llegara…nada podría echarle en cara. Si no:

Quisiera cruzar el desierto sobre dos ruedas y dormir después entre las dunas y el cielo. Escalar sobre el mar en la bella Tailandia; patear África siempre me tienta. Aconcagua, Kilimanjaro, Amadablam, retos que aún están por lograr.

Una cabaña entre los picos y el mar, hablo de Asturias, no hay nada igual.

Escribir mil novelas, escribir sin parar, pues sueño si escribo y lo cuanto tal cual.19082007596

CONFLICTO SIRIO

Una muchedumbre de personas, de seres humanos, huye de una guerra no deseada pero inevitable desde el punto de vista de un pueblo que, sublevado contra el régimen autoritario de Bashar al-Asad, como último coletazo de la primavera árabe, exigió un cambio radical de política; más democrática y participativa, incorrupta y social.

El gobierno en el poder intentó aplacar al pueblo con la represión que caracteriza a estos caudillos henchidos de poder. La violencia estalla en las calles y el caos campa a sus anchas por un país que es sesgado por la sinrazón. Seguir leyendo CONFLICTO SIRIO

DONDE TERMINAN LAS NUBES

índicogfComplacido una vez más, regreso a Segovia; tan hermosa como arisca; con sus crudos inviernos y cortos veranos; con sus gentes terrenales, tan cercanos de lo suyo y lejanos de lo de más allá. Su incomparable casco viejo y su hermosa Catedral abren paso a un Alcázar que todo lo ve. Veterano biógrafo de la historia segoviana y seguro defensor, a todos protege con su extensa muralla. Segovia es protagonista de muchas de mis entradas, pero hoy, con su permiso, cambio de tercio…

Quiero hablar de un lugar que visito a menudo, pues hermanado ya de por vida, es sin duda mi segunda tierra.
Acogido con mimo he visitado de nuevo mar y montaña, frío y calor, despejadas resacas donde el “orbayu” me lava la cara y despierta mis sentidos cuando decide mostrar su magistral belleza donde terminan las nubes.

Si abre, el verde deslumbra en un abanico singular repleto de vida y esperanza. Es una tierra pura, honesta, como su gente; pues cercana y amigable, una vez más, han conseguido que me sienta como en casa.

iuy
Inspiradora te reta con contrastes continuos. Un emotivo atardecer y, entre tinieblas, el amanecer te recuerda al oído, muy suave, en un susurro, que siempre llueve en Asturias.
Cada cala un descubrimiento, un álbum de fotos para no olvidar. Fuente de inspiración, despertó en mí hace ya casi tres años las yemas de mis dedos. No pude parar hasta completar mi primera novela.

Imposible resistirse a su gastronomía. Exquisita, te deleita con sabores del mar e interiores curados. Regado con un manjar por todos conocidos, y pobre de aquel que no haya degustado aún la reina fruto de la manzana prohibida, la sidra te embriaga en cualquiera de sus acepciones. Te pierdes entre melodías remotas de gaitas traidoras hasta caer rendido mecido por la brisa del Cantábrico.imagujy
Podría volar sin descanso sobre sus valles, caminar hasta el agotamiento por sus riscos hasta ascender todas las cumbres de los desafiantes Picos de Europa. Y media hora después, tras conducir por serpenteantes desfiladeros donde las cabras y vacas vagan a su antojo, descansar sobre cualquier playa de gran belleza en las costas de Llanes, Ribadesella, Villaviciosa…images
Cada año descubro nuevos rincones donde no solo puedo inspírame: me relajo, gozo la montaña, el mar, sus acantilados, la mejor comida en mi plato y la mejor de las compañías.

No se puede pedir más.

19082007596Gracias Asturias.

ENTUSIASMADO Y SATISFECHO

Tres años atrás me sentaba frente a mi ordenador y comenzaba a escribir la que hoy es mi primera novela publicada.

Pierre
Es satisfactorio ver el resultado después de tantas y tantas horas de trabajo. He de decir que el proceso de documentación, así como los viajes a lugares donde se ambienta la novela, son quizá la parte más extraordinaria de la pelea por culminar la tarea; con una narración que tu escribes, pero que parece revelarse cuando enfrascado en tu propia historia, la puñetera se cierra en banda con puertas para las que únicamente el escritor tiene la llave. Puede parecer difícil de entender; para aquellos que se aventuran en la consecución de un manuscrito, nada de lo que digo les sonará extraño.

He intentado llegar tanto al avezado lector, como al que se inicia en estas lides con una narrativa fresca y ligera. Una historia contemporánea ambientada en el año 2012; realista y emotiva, con una segunda parte intensa, donde los acontecimientos giran en una vorágine inimaginable que obliga al lector a no dejar de leer hasta el final; al menos es lo que modestamente he procurado. Intento escribir lo que me gustaría leer.

Aunque reflejo en las primeras hojas de “El rincón de Pierre” los oportunos agradecimientos, que son muchos; de nuevo hago mención y dedico estas líneas a todas las personas implicadas en la conquista de un sueño cumplido.

Ahora es el momento de vuestra crítica. Deseo que la disfrutéis y compartáis conmigo vuestras impresiones. No dejo de crecer y aprender leyendo y escuchando vuestros juicios, análisis y opiniones.
Ya sabéis que podéis manteneros informados, contactar conmigo y dejar vuestros comentarios a través de mi página web:
www.vientoscardinales.com

Gracias a todos.

SONY DSC

Para los más impacientes, avanzo que ya trabajo en mi próxima novela. Una emocionante trama donde el rescate en montaña, la escalada, la amistad, la lealtad y un círculo de amores imposibles, fluctúan en una aventura en las alturas donde los protagonistas se las verán en inhóspitos parajes y darán lo mejor de sí mismos.